‎04 de enero de 2018‎ ‎La NASA ve la primera prueba directa de la recuperación del Agujero de Ozono‎

‎Utilizando mediciones del satélite Aura de la NASA, los científicos estudiaron Cloro dentro del Agujero de Ozono Antártico en los últimos años, viendo como la cantidad disminuida lentamente. Crédito: NASA Goddard Space Flight Center/Katy Mersmann

‎Por primera vez, los científicos han demostrado a través de observaciones directas del Agujero de Ozono por un instrumento del satélite, construido por el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California, que están disminuyendo los niveles de destrucción de Ozono Cloro, resultando en menos agotamiento de ozono.


‎Las mediciones muestran que la disminución en Cloro, resultante de una prohibición internacional que contiene Cloro humano producen substancias químicas llamadas Clorofluorocarburos (CFC), ha dado lugar a aproximadamente 20 por ciento menos de Ozono durante el invierno Antártico que allí fue en 2005–el primer año que se hicieron mediciones de Cloro y Ozono durante el invierno Antártico por satélite del Aura de la NASA.

‎”Vemos muy claramente que cloro de los CFC va para abajo en el Agujero de Ozono, y que menos agotamiento del Ozono está ocurriendo debido a que,” dicho por la autora Susan Strahan, un científico atmosférico de la NASA Goddard Space Flight Center en Greenbelt, Maryland. ‎

‎CFC son compuestos químicos duraderos que eventualmente suben a la Estratosfera, donde es descompuestos por la radiación ultravioleta del Sol, liberando átomos de cloro que van a destruir moléculas de ozono. Ozono Estratosférico protege la vida en el planeta mediante la absorción de la radiación ultravioleta potencialmente dañina que puede causar cáncer de piel y cataratas, suprimir el sistema inmunológico y dañar la vegetación. ‎

‎Dos años después del descubrimiento del Agujero de Ozono Antártico en 1985, las Naciones del mundo firmaron el protocolo de Montreal sobre sustancias que agotan la capa de Ozono, compuestos que reguladas que agotan el Ozono. Posteriores enmiendas del Protocolo de Montreal totalmente gradualmente con la producción de CFC.‎

‎Últimos estudios han utilizado análisis estadístico de los cambios en el tamaño del Agujero de Ozono que argumentan que el agotamiento del Ozono está disminuyendo. Este estudio es el primero en utilizar las mediciones de la composición química dentro del Agujero de Ozono para confirmar que no sólo el agotamiento del Ozono disminuye, sino que la disminución es causada por la disminución de CFC.‎

‎El estudio fue publicado el 4 de enero en la revista Geophysical Research Letters.‎

‎Las formas del Agujero de Ozono Antártico durante septiembre en el Invierno-Primavera del Hemisferio Sur como la devolución rayos catalizan ciclos de destrucción de Ozono que de Cloro y Bromo que provienen principalmente de CFCs.To determinan cómo han cambiado el Ozono y otros productos químicos año a año, los científicos utilizaron datos de JPL microondas miembro Sounder (MLS) a bordo del satélite Aura, que ha estado haciendo mediciones continuamente alrededor del mundo desde mediados de 2004. Mientras que muchos instrumentos satelitales requieren luz del Sol para medir gases traza atmosféricos, MLS mide emisiones de microondas y, consecuentemente, puede medir gases traza sobre la Antártida durante el momento clave del año: el oscuro invierno austral, cuando el tiempo Estratosférico es tranquilo y las temperaturas son bajas y estables.

‎‎El cambio en los niveles de ozono sobre la Antártida desde el principio hasta el final del Invierno Austral, principios de julio hasta mediados de septiembre–se calculó diariamente las mediciones MLS cada año entre 2005 y 2016. “Durante este período, las temperaturas Antárticas son siempre muy bajas, por lo que la tasa de destrucción de Ozono depende sobre todo de cuánto Cloro hay,” dijo Strahan. “Esto es cuando queremos medir la pérdida de Ozono”.‎

‎Encontraron que la pérdida de Ozono está disminuyendo, pero necesitaban saber si una disminución de la CFC era responsable. Cuando la destrucción de Ozono es continuo, el Cloro se encuentra en muchas formas moleculares, la mayoría de los cuales no se mide. Pero después de que el Cloro ha destruido casi todo el Ozono disponible, en lugar de ello reacciona con Metano para formar el Ácido Clorhídrico, gas medido por MLS. «Por alrededor de mediados de octubre, todos los compuestos de Cloro son convenientemente convertidos en un gas, midiendo Ácido Clorhídrico tenemos una buena medición de Cloro total,» dijo Strahan.


‎El Óxido Nitroso es un gas de larga duración que se comporta como CFC en gran parte de la Estratosfera. Los CFC están declinando en la superficie pero no es el Óxido Nitroso. Si los CFC en la estratosfera disminuye, luego con el tiempo, menos Cloro se debe medir para un valor dado de Óxido Nitroso. Al comparar las mediciones MLS de Ácido Clorhídrico y el Óxido Nitroso cada año, determinaron que los niveles de Cloro total fueron disminuyendo en promedio alrededor de 0.8 por ciento anualmente.

‎‎Se esperaba que la disminución de 20 por ciento de Ozono durante los meses de invierno de 2005 para 2016, según las mediciones de Ozono MLS. “Esto es muy cerca de lo que nuestro modelo predice que debemos ver para esta cantidad de disminución de Cloro”, dijo Strahan. “Esto nos da confianza de que la disminución del Ozono a través de mediados de septiembre que se muestra por datos MLS es debido a la disminución de los niveles de Cloro provenientes de CFC. “Pero todavía no estamos viendo una clara disminución en el tamaño del Agujero de Ozono ya es controlado principalmente por la temperatura después de mediados de septiembre, que varía mucho de año en año”.


‎Mirando hacia adelante, el Agujero de Ozono Antártico debe seguir recuperándose poco a poco como CFC dejan la Atmósfera, pero la recuperación completa tomará décadas. “CFC tienen cursos de la vida de 50 a 100 años, por lo que permanecen en la Atmósfera por un tiempo muy largo,” dijo Anne Douglass, un científico atmosférico compañeros Goddard y coautor del estudio. “Hasta el Agujero de Ozono está ido, estamos mirando 2060 o 2080. Y aún entonces todavía podría ser un pequeño agujero.

News Media Contact
Alan Buis
Jet Propulsion Laboratory, Pasadena, California
818-354-0474
Alan.Buis@jpl.nasa.gov

Written by Samson Reiny
NASA’s Earth Science News Team

 

Traducción: El Quelonio Volador