‎Estudio dirigido por la NASA resuelve un rompecabezas de Metano, 02 de enero 2018‎

Map of the world from space highlighting burn areas.

‎Una reducción global área quemada en la década del 2000 tuvo un impacto inesperado grande en las emisiones de Metano‎

Credit: NASA/GSFC/SVS

 

‎Estudio dirigido por la NASA resuelve un rompecabezas de Metano‎

‎Un nuevo estudio dirigido por NASA ha resuelto un rompecabezas que implica la reciente subida de Metano Atmosférico, un gas de potente efecto invernadero, con un nuevo cálculo de las emisiones de incendios globales. El nuevo estudio resuelve lo que parecía ser diferencias irreconciliables en las explicaciones para el aumento. ‎

‎Las emisiones de metano han aumentado agudamente desde 2006. Equipos de investigación han producido estimaciones viables para dos fuentes conocidas de aumento: Las emisiones del aceite e industria del gas y la producción microbiana en ambientes tropicales húmedos como pantanos y arrozales. Pero cuando estas estimaciones fueron agregadas a las estimaciones de otras fuentes, la suma era considerablemente más que el aumento observado. De hecho, cada nuevo cálculo era lo bastante grande como para explicar el aumento de todo por sí mismo. ‎
‎Científico John Worden del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California y sus colegas se centró en incendios porque también está cambiando a nivel mundial. El área quemado cada año disminuyó 12 por ciento entre la década de 2000 y el período más reciente de 2007 a 2014, según un nuevo estudio mediante observaciones de instrumentos de satélite de la NASA espectrómetro de imágenes de resolución moderada. La asunción lógica sería que las emisiones de Metano de los incendios han disminuido por sobre el mismo porcentaje. Utilizando las mediciones satelitales de Metano y Monóxido de Carbono, equipo de Worden encontró la real disminución de las emisiones de Metano casi dos veces tanto como sugiere esa suposición. ‎

‎Cuando el equipo de investigación resta esta gran disminución de la suma de todas las emisiones, el Metano presupuesto balanceado correctamente, con una capacidad de combustible fósil y humedales aumenta. La investigación se publica en la revista Nature Communications.‎

‎Datos importantes:‎
‎Las concentraciones de metano atmosférico principal están dados por su peso en teragrams.‎
‎› Un teragram equivale a 110.000 toneladas el peso de los elefantes unos 17.000.‎
‎› Las emisiones de Metano aumentan por teragrams unos 25 al año, con emisiones totales teragrams actualmente alrededor de 550 al año.‎

‎Mayoría de las moléculas de Metano en la Atmósfera no tiene identificación de características que revelan su origen. Rastreando sus fuentes es un trabajo de detective con múltiples líneas de evidencia: las mediciones de otros gases, análisis químicos, firmas isotópicas, observaciones de uso de la tierra y más. “Un divertido lo de este estudio fue la combinación de todas esta pruebas diferentes para armar este rompecabezas,”, dijo Worden.‎

‎Isótopos de carbono en las moléculas de Metano son una pista. De las tres fuentes de Metano en el nuevo estudio, las emisiones de los incendios contienen el mayor porcentaje de isótopos de pesados de carbono, emisiones microbianas tienen el combustible más pequeño y fósiles las emisiones son en el medio. Otra pista es Etano, que (como Metano) es un componente del gas natural. Un aumento en Etano Atmosférico indica fuentes de combustibles fósiles cada vez más. Fuegos emiten Monóxido de Carbono y Metano, y las medidas de dicho gas son una pista final.‎
‎Equipo de Worden utiliza Monóxido de Carbono y Metano datos de mediciones de contaminantes en la Troposfera de instrumentos en satélite de Terra de la NASA y el instrumento espectrómetro de emisión troposférica en el Aura de la NASA para cuantificar fuego las emisiones de Metano. Los resultados muestran que estas emisiones han ido disminuyendo mucho más rápidamente de lo esperado. ‎

Combinando la evidencia Isotópica de Tierra medidas de superficie con las emisiones de incendios recién calculado, el equipo demostró que unos 17 teragrams por año el aumento es debido a los combustibles fósiles, otro 12 de humedales o la agricultura de arroz, mientras que los fuegos están disminuyendo por 4 teragrams por año. Los tres números se combinan para 25 teragrams al año, lo mismo que el aumento observado.‎
‎Los coautores de Worden son en el Centro Nacional para Investigación Atmosférica, Boulder, Colorado; y el Instituto Holandés para la investigación espacial y Universidad de Utrecht, Utrecht, los países bajos.‎

‎Contacto de medios de comunicación

Alan Buis
Jet Propulsion Laboratory, Pasadena, California
818-354-0474
Alan.Buis@jpl.nasa.gov

Written by Carol Rasmussen
NASA’s Earth Science News Team

2018-001

 

Traducción: El Quelonio Volador

 

Be the first to comment on "‎Estudio dirigido por la NASA resuelve un rompecabezas de Metano, 02 de enero 2018‎"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*