J144547-5931 y J144701-5919: La Caza de las Estrellas más Pesadas de la Vía Láctea

Los datos de Chandra y Spitzer se han combinado para buscar algunas de las Estrellas más pesadas de la Vía Láctea.

El polvo y el gas oscurecen gran parte de la vista desde telescopios ópticos desde el plano de nuestra Galaxia.

Los rayos X pueden penetrar este velo y ayudar a los Astrónomos a estudiar estas estrellas gigantes

Como buscar huevos de Pascua en un prado de pasto largo, la caza de las estrellas más masivas de la Vía Láctea toma persistencia y ojos afilados. En su búsqueda estelar a través de nuestro patio trasero Galáctico, los Astrónomos han utilizado poderosos telescopios sensibles a la radiografía y la radiación infrarroja para encontrar evidencia de una población sustancial de rayos x que emiten las Estrellas masivas.

Esta imagen muestra datos infrarrojos del telescopio espacial Spitzer de la NASA cerca del plano de la Galaxia Vía Láctea. Ambas cajas contorneadas contienen una vista artificial oscurecida de los datos del Spitzer, para resaltar una fuente de rayos x brillante (azul) detectada en el centro de cada cuadrado con el Observatorio de rayos x de la NASA. Cada fuente de rayos X coincide con una señal infrarroja fuerte.

El análisis de la radiografía y de los datos infrarrojos, así como las observaciones ópticas y radiofónicas, revela que estas fuentes brillantes son, de hecho, Estrellas extremadamente masivas. Otras dos Estrellas masivas también se han encontrado cerca del plano de la Vía Láctea usando métodos similares. Observaciones profundas de XMM-Newton de la ESA también proporcionaron información valiosa para estos otros dos objetos. Las cuatro de estas Estrellas se cree que son por lo menos 25 veces más masivas que el Sol y se encuentran entre 7.500 y 18.000 años luz de la Tierra. Estas Estrellas se espera que duren sólo unos pocos millones de años y terminarán sus vidas con explosiones de Supernova.

Encontrar estas Estrellas tan masivas no es fácil. El polvo y el gas a lo largo de la Vía Láctea oscurecen gran parte de la vista desde telescopios ópticos cerca del plano de la Galaxia. Las imágenes infrarrojas sufren menos oscuridad pero están muy llenas de Estrellas. Sin embargo, estos gigantes estelares brillan intensamente en la luz de rayos X y se destacan fácilmente de sus vecinos en las imágenes de Chandra.

¿Por qué estas Estrellas masivas son tan brillantes en los rayos X? Algunas Estrellas masivas tienen vientos que golpean material lejos de su superficie a más de 2 millones millas por hora. Si este material de alta velocidad choca con el viento de una Estrella compañera, se desacelera tan repentinamente que actúa como él ha chocado con un Sistema Solar-pared de ladrillo clasificada. Las ondas de choque que resultan de esta colisión enorme generan temperaturas hasta 100 millones grados, y producen cantidades copiosas de radiografías.

Estas observaciones de Chandra siguieron una encuesta del plano de nuestra Galaxia por el satélite avanzado para la Cosmología y la Astrofísica, una misión de rayos X previa. Esta encuesta detectó alrededor de 160 fuentes de rayos X, pero sólo un tercio de ellos podría ser identificado definitivamente debido a la limitada resolución espacial de la misma. Debido a que la capacidad de Chandra para resolver fuentes es significativamente mayor, se podrían obtener posiciones mucho más precisas. Esto ha permitido a los científicos identificar a las contrapartes de las fuentes de rayos X en otras longitudes de onda. Hay muchas otras fuentes galácticas no identificadas de rayos x con propiedades de rayos x similares a estas cuatro fuentes, por lo que una gran población de estrellas masivas puede permanecer para ser descubierto con las futuras observaciones de Chandra.

Estos resultados se publicaron en el primer número de febrero de la revista Astrofísica en un documento dirigido por Gemma Anderson (Universidad de Sydney). Otros autores incluyeron Bryan Gaensler (Universidad de Sydney), David Kaplan (Universidad de Wisconsin, Milwaukee), Bettina Posselt, Patrick Slane y Stephen Murray (Harvard-Smithsonian Center for Astrofísica, o CFA), Jon Mauerhan (Instituto de California de Tecnología), Robert Benjamin (Universidad de Wisconsin, Whitewater), Crystal Brogan (Observatorio de radioastronomía nacional), deepto Chakrabarty (Instituto de tecnología de Massachusetts), Jeremy Drake (CFA), Janet Drew (Universidad de Hertfordshire), Jonathan Grindlay y Jaesub Hong (CFA), Joseph Lazio (laboratorio de investigación naval), Julia Lee (CFA), Danny Steeghs (Universidad de Warwick), y Marten van Kerkwijk (Universidad de Toronto).

Credit
X-ray: NASA/U. of Sydney/G.Anderson et al; IR: NASA/JPL-Caltech

Traducción: El Quelonio Volador

 

Be the first to comment on "J144547-5931 y J144701-5919: La Caza de las Estrellas más Pesadas de la Vía Láctea"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*